"No hay más que dos pecados mortales en el terreno de la política: la falta de finalidades objetivas y la falta de responsabilidad, que frecuentemente, aunque no siempre, coincide con aquella. La ausencia de finalidad objetiva le hace proclive (al político) a buscar la apariencia de brillante de poder en lugar del poder real; sufalta de responsabilidad lo lleva a gozar del poder por el poder, sin tomar en cuenta su finalidad... El simple "político de poder", puede quizá actuar enérgicamente, pero de hecho actúa en el vacío y sin sentido alguno".

Max Weber, en "La política como vocación".

domingo, 13 de enero de 2008

Minipost: Como los ojos del Guadiana

Como los ojos del Guadiana aparezco y desaparezco por la Blogosfera... No sin cierta pena, la verdad, ya que mi espíritu inquieto y en constante ebullición necesita, precisa y anhela materializar en "negro sobre blanco" aquello que pulula por mi mente, debatir, opinar, participar en foros de debate y de opinión, conocer las diferentes opiniones de esta nuestra sociedad plural... Pero bueno, confieso que, hoy por hoy, no se de donde sacar ese tiempo con la regularidad (y, a veces, ganas) que otros blogueros mucho más activos que yo (adivagar, maripuchi, blanca, gonover, dardo...) parece que tienen para esto. La verdad es que me cuesta horrores seguiros, ya que no me conecto con toda la frecuencia que quisiera, y como estais que no parais... ¡Qué actividad!

Pero bueno. No me quejaré, pues he tenido la suerte de vivir la experiencia más maravillosa de mi vida: ser padre. Por fín estreno paternidad. Y, eso, junto con el poco tiempo que me deja un trabajo que te exige en muchas ocasiones (especialmente en el cierre de año) dedicación más allá del horario oficial y remunerado.

Por ello, recibid mis "disculpas", por la subactividad de mi blog así como de mis participaciones en vuestros posts...

Sin más, me despido sin hacerme ninguna promesa ni compromiso de regularidad bloguera, si bien sí con la esperanza de aumentar aunque sea en un pequeño porcentaje dicha participación y no quedar en el pozo del olvido... y, como no, ampliar mi lista de blogs habituales.